Blog de oscar seidel

No podía dormir

Escrito por oscarseidel 27-07-2016 en CUENTOS Y RELATOS. Comentarios (0)

No podía dormir

  Estaba destinado que la criatura no alcanzaría a ser adulto debido a su nacimiento prematuro. Durante los primeros cinco años de existencia, en su familia no se percataron del poco crecimiento, todos daban por normal esta situación, al fin y al cabo, la baja estatura predominaba en la casa. Lo que no sabían era que los espíritus todas las noches lo llevaban  al mundo de la fantasía, puesto que si se dormía, al amanecer crecería y se volvería adulto. En este mundo vivían Peter Pan <<el niño que nunca crece, y odia el mundo de los adultos>>, Michel Jackson<<el rey del pop que quería vivir siglo y medio rodeado de niños>>, don Fulgencio<<el hombre que no tuvo infancia>>, y otros seres que siendo adultos querían comportarse como niños sin tomar la responsabilidad de sus actos.

  Cierta noche el rondero del barrio se dio cuenta que la ventana del niño estaba abierta con luces encendidas, pensó que tal vez sus padres se olvidaron de cerrarla, y siguió. En días posteriores el vigilante notó lo mismo, y decidió averiguar el porqué de esta anomalía. Tamaña sorpresa se llevó cuando esa noche no dio la rutina completa, se quedó más tiempo viendo la ventana en cuestión, presenció cómo un grupo de espíritus llevaban al niño en una nube de estrellas, y muy temprano trajeron a la criatura más sonriente que nunca. Para calmar su inquietud decidió consultar en los libros de magia y alquimia, y descubrió que los antiguos creían que el sueño hacia envejecer porque las células al no estar en movimiento se deterioraban, y que todo se encontraba en la agitación del reloj biológico. Asombrado con esta teoría fue donde el homeópata, que tenía fama de estar buscando el jarabe de la eterna juventud, y le comentó el suceso.

  Al homeópata se le arregló la situación económica  porque se apoderó de <<la teoría del no dormir para no crecer>>, dejó abandonadas sus investigaciones sobre el brebaje de plomo (plumbum) que estaba recetando, y pronto se llenó de clientes ávidos de aplicar el descubrimiento. Los padres del niño se enteraron que ese milagro de la ciencia se debía a la visita de los espíritus a su hijo, y decidieron cerrar la ventana con cadena y candado. Aquella noche los espíritus no pudieron llevárselo, y éste amaneció diez años más viejo. Con cuerpo de jovenzuelo pero sin la madurez emocional, quiso analizar a qué se debía su crecimiento acelerado, y no encontró explicación alguna, hasta que el rondero quien estaba disgustado con el homeópata - porque se había vuelto rico con su teoría-, decidió contarle la verdad.

  Al anochecer el joven subió a la terraza de la casa para tener un encuentro con sus antiguos amigos, de manera fugaz aparecieron, comentaron  todo lo que había pasado, y decidieron que a la siguiente noche harían el último viaje al mundo de la fantasía. El joven escribió una carta a sus padres despidiéndose porque no volvería jamás, y adujo que era mejor vivir la fantasía que la cruel realidad de su familia.

  Ante el clamor de la madre para que apareciera su hijo, los espíritus lo devolvieron a la tierra.Sinembargo, tenia que pagar la estadía en el mundo de la eterna niñez, junto a unos cuantas personas más que regresaron a sus diferentes países de origen. La decisión fue que crecerían de manera normal hasta los cuarenta años, pero con aserrín dentro de la cabeza, sin una gota de materia gris. Nadie protestó por èsto con tal de tenerlos vivos y de regreso a casa.

  Hoy en día, esta gama de viajeros que alguna vez estuvieron en el mundo de la fantasía, administran sus países y manejan la política comarcana. Uno de ellos que alcanzó a escapar de la sentencia gubernamental, dirige el equipo de futbol de mi predilección. <<Qué le vamos a hacer>>.

Oscar Seidel

Cali, Julio 26 del 2016


Los primeros emperadores del Nuevo Mundo

Escrito por oscarseidel 22-07-2016 en CUENTOS Y RELATOS. Comentarios (0)

Los primeros emperadores del Nuevo Mundo

  En el antiguo territorio de la isla La Española, con el avasallamiento sobre los negros por parte de franceses, españoles e ingleses, el caos era ineludible. Era una población con el 3% de blancos. Predominaba el látigo para el esclavo y la lujuria para el europeo. 

  El escritor Alejo Carpentier en su libro << El Reino de este Mundo>> llamó a este territorio <<San Trastorno>> porque “Nadie hacia caso de los relojes ni la noches terminaban porque hubiera amanecido. Había que agotar el vino, extenuar la carne, estar de regreso al placer antes de que una catástrofe acabara con una posibilidad de goce. Se regodeaban en su desorden, en su vivir al día, en su ausencia de obligaciones, tratando por el momento, de hallar el placer en todo”

  El primer movimiento separatista de los negros en la época se dio allí; no se podía esperar más. Cansados de las fechorías cometidas por los franceses, y la no presencia del rey Luis XVI en la isla, provocaron el primer grito de libertad en el Caribe. Encabezó la rebelión el  general Jean-Jacques Dessalines quien había nacido en Guinea y llevado como esclavo a Haiti.Este fue el primer mandatario negro en1804, se autodenominó << Emperador Jacques I >>, y en 1806 fue asesinado por la conspiración que encabezaron sus amigos los generales Henry Christophe y Alexandre Petion, quienes se repartieron el poder en la isla.   

  El ex cocinero Henry Christophe << hombre chato, muy fuerte, toraz abarrilado y barba algo hundida>>,  asumió el poder en la parte norte del país como Presidente, y luego se hizo conocer como << Primer Emperador del Nuevo Enrique I >>. Combatió para que se acabara la esclavitud, y fueran considerados seres humanos; sin embargo, actuó peor que aquellos a quienes había combatido. Estuvo rodeado de mediocres a quienes ascendió a los altos grados militares. Su  áulico fue un cura que le puso <<cortina de humo >> para que no viera el sufrimiento de la etnia en las plantaciones de caña de azúcar. Fue autoritario y repitió con creces lo que él y sus padres habían vivido.

  El general Alexandre Petion, hijo de francés y madre mulata, se había tomado el poder del sur de Haití, fue nombrado <<Presidente Vitalicio>> en 1807.A partir de 1810 se convirtió en gran apoyo para Simón Bolívar en procura de la independencia de América del Sur. Estuvo hasta 1818 cuando Henry Christophe lo venció apoderándose de toda la isla.

   El nativo sufrió peor tratamiento que con los franceses: le causaba una infinita miseria verse apaleado por otro negro, tan negro como él, tan belfudo y peli crespo, narra Carpentier. Con el fin de proteger al país de una posible invasión francesa, Henry Christophe mandó a construir la enorme Ciudadela Laferrière que incluía su palacio en la montaña más alta desde donde pudiese divisar a sus súbditos, además seis fortalezas y siete palacios .Vivió allí con 15.000 hombres, capellanes, músicos, y pajes africanos. Queriendo imitar a la corte francesa de Napoleón, nombró a su hijo Jacques-Víctor Henry presunto heredero con el titulo de <<Príncipe Real de Haití >>, y creó nuevas instituciones tales como << el Condado de la banana>> y << el Marquesado del coco>>. Olvidó sus amigos y al pueblo, se enconchó en su propia negrura. El fin llegó pronto, aquellos que lo llevaron al trono fueron los primeros en traicionarlo. El pueblo haitiano incendió y saqueó el palacio, y el emperador de 53 años se suicidó con una bala de oro en 1820.

  Mucho tiempo después en 1957 se repite la historia con François Duvalier, quien asumió la Presidencia del país por elección popular. Médico de profesión, responsable de combatir la plaga del pián en Haití, alcanzó una posición política que lo llevó a ocupar el Ministerio del Trabajo en 1948.Un golpe militar en 1950 lo devolvió a su antiguo puesto de médico en la misión sanitaria norteamericana, y por sus actividades políticas en 1953 se fue a la clandestinidad. En su presidencia implantó una dictadura personal basada en la exaltación de la negritud y el vudú, recurriendo al terror político a través de los << tonton-macoutes>>. Se reeligió seis años más en1961, y en 1964 se hizo proclamar como <<Presidente Vitalicio>>. Le gustaba que lo llamaran << Papá Doc >> porque decía que tenía poderes divinos y mágicos. Murió en 1971.

  A su muerte, el hijo Jean-Claude fue proclamado Presidente de acuerdo a lo que estaba decidido con anterioridad, que hizo conocer a Haití como << la única república hereditaria del mundo>>.Gobernó de manera dictatorial hasta 1986, durante esos años la corrupción, el nepotismo y la represión fue el azote. Se casó con la mulata Michele Benet cuya fiesta de matrimonio costó US$5 millones, las excentridades de ella lo llevarían a la ruina. Se lo llamó << Baby Doc>>, creó el grupo de los << leopardos >> para contrarrestar el poder de los  <<tonton-macoutes>>, y el pueblo aterrorizado por todo este desgobierno produjo disturbios y linchamientos en las calles, obligando a Duvalier a exiliarse en Francia,

  Hoy como ayer, Haití es lo mismo: miseria y más miseria. El pueblo olvidó esta historia.

Oscar Seidel

Cali, Julio 21 del 2016


EL PACÍFICO FUTBOLERO. Publicado por El Magazín El Espectador

Escrito por oscarseidel 13-07-2016 en CUENTOS Y RELATOS. Comentarios (0)

BLOGS Cultura

El Magazín

12

07

2016

elmagazin

EL PACÍFICO FUTBOLERO

Por: elmagazin

Por: Oscar Seidel

6a30ee64eed34898c7fc3f295af54ca4

Forma parte de la idiosincrasia de la región. Por muchos años ha sido la panacea a la melancolía de los domingos sin mar. Quien no haya calzado un par de guayos y pateado un balón, puede considerarse del grupo selectivo de los que no tuvieron infancia. El fútbol en el Pacífico ha servido de aliciente para muchas alegrías y sinsabores.

El primer jugador profesional fue el tumaqueño Payán quien estuvo en un equipo en Suiza. Luego siguió Elpidio Hernández oriundo de Mosquera, quien tuvo la oportunidad de alternar el arco de Millonarios con el inmortal Julio Cozzi y con su gran amigo Gabriel Ochoa Uribe. Fue leyenda en ese tiempo la famosa estirada de Elpidio en el estadio El Campín apodada la “del pez volador”. Muchos años después pude conocerlo en la casa de mi tío, y me precisó que ese fue un cuento levantado por los paisanos que estudiaban en la universidad en Bogotá.

En el campo aficionado brilló el Chombo Obando en la selección Nariño, por la época de los años cincuenta. Fue inventor del “ocho criollo”. Podía hacer la “treinta y una” tres veces más que los otros compañeros sin dejar caer el esférico, que en ese entonces no era tan redondo por el picacho que tenía el bledy para inflarlo. Para los años sesenta se destacó en Tumaco Cesar “La Boncha” Diaz, un virtuoso del balón, quien no aceptó jugar en el fútbol profesional por querer estudiar en la universidad -anhelo que no pudo cumplir nunca.-.

Por los lados de Buenaventura era grande la fama de Ingelman Benítez “Pitihaya”, jugador que se especializó en ganarle todos los clásicos a la selección Tumaco. Después saldrían Delio “Maravilla” Gamboa, y Marino Klinger en la selección Valle entrenada por el húngaro Horst. De allí pasaron a Millonarios, donde conformaron la dupla más temible del balompié nacional.

Tuvieron por mucho tiempo primacía en el fútbol profesional los porteños. Todavía recuerdan sus gambetas, piques, atajadas y taponazos. Cómo no evocar a Nicolás Lobatón en Millonarios; Achito Vivas en la portería del Pereira; los hermanos Víctor y Teófilo Campaz en Santa Fe y Nacional; Gilberto Cuero y Riascos en  América, y Leónidas Hurtado en Bucaramanga.

De Tumaco fueron pioneros Luis Bolaños y Egidio Hinestroza en  Quindío; Tuto Chávez en América, y Migdonio Aguirre en Tolima.

Tendría que rodar muchas veces el balón, para que aparecieran en el firmamento futbolero Domingo “Tumaco” González y Leider Calimenio Preciado en Santa Fe; Wellington Ortiz y Carlos Rendón en Millonarios; Eladio Vásquez en Medellín,y Jorge Ortiz en Nacional, verdaderos cracks que vistieron la camiseta de la Selección Colombia, hasta llegar a 1990 con la presencia de Freddy Rincón y Enrique “La Gambeta” Estrada, jugadores que dejaron en alto los colores del Pacifico en el  mundial de Italia, y quienes nos hicieron recordar los legendarios partidos en los areneros de Baraya y San Judas.

¿Será posible descifrar el esquema o clase de juego que practicamos en esta región? Existe mucha afinidad con el “juego bonito” del brasileño, por la picardía y espontaneidad para armar jugadas y anotar goles. Lo curioso de esto es que en la mitad del siglo XX no existía el televisor para poder ver su juego y emular sus acciones, y los barcos del Brasil por estos lados no llegaban. Más bien si lo hicieron los marinos ingleses, quienes se bajaban de los calurosos buques a patear zurrones de cuero mientras descargaban las mercancías en el muelle.

Vinieron a nuestras memorias la historia del fútbol del Pacífico, cuando vimos hacer diabluras a Pablo Armero y Víctor Ibarbo en el Mundial de Brasil, y pudimos decir con orgullo que el fútbol colombiano había nacido con nosotros.


Las sillas voladoras

Escrito por oscarseidel 07-07-2016 en CUENTOS Y RELATOS. Comentarios (0)

Las sillas voladoras   

  Hoy  cinco años después sentados en el bar, yo, Philipo Paz confieso a mis  amigos que  fui yo quien provocó el nefasto episodio del cual nadie quería acordarse. Durante este tiempo el único culpable de aquel suceso fue Juanpa, quien por estar inconsciente por el licor digerido en esa ocasión, aceptó toda la responsabilidad puesto que no recordaba asunto alguno.

  Todo empezó aquella noche que  celebramos el grado de médico a Rokentin. Fue una reunión estruendòsa, cuyo final se diò hacia las dos de la madrugada cuando Rokentin, Risas, Nicocho, Juanpa, Sherman y yo cantamos al final de la fiesta, dado que ya no había grupo musical, y que el único que celebró nuestra actuación fue un familiar que estaba medio ebrio. El resto de la familia sintió pena por el espectáculo grotesco-musical  que dimos, por lo que impartieron la orden de apagar luces y sonido del club.

  El graduando y los amigos más cercanos nos trasladamos a su apartamento, ubicado en el  piso once de un edificio en el Oeste de la ciudad. Para evitar que los trasnochados asistentes hiciéramos desmanes en la calle, la mamá de Rokentin nos ubicó en el balcón, cerró con llave la puerta de acceso al apartamento, y se fue a dormir de manera profunda  por el cansancio del ajetreo social.Cerca de las tres de la mañana los vecinos del edificio se levantaron asustados. Todos veían caer desde el balcón del piso once unos objetos no identificados. Llamaron a la portería del edificio para que los vigilantes explicaran el porqué de tan raro fenómeno, y estos respondieron que se habían cansado de llamar a dicho apartamento  para que amainaran el ruido, pero que desistieron de su propósito dado que siempre respondía el citòfono un loco.

  Debieron pasar cinco años para que se conociera la verdad. En el bar, yo, Philipo Paz narro hoy cómo aquella vez quedé poseído por un espíritu  y me diò  ceguera mental. De manera inmediata asocié el balcón del apartamento con una jaula de ciegos, y observé como cada uno de mis amigos se descuadernaban, adoptando roles diferentes que su ceguera espiritual generaba el caos.

  Lo que nosotros no sabíamos era que en aquel balcón del piso once, alrededor de las 3.0 a.m, los espíritus se tomaban los cuerpos de los que en ese lugar rendían culto al dios Baco a manera de festín. Todo el sentido de la realidad se distorsionaba en comportamientos inexplicables: Rokentin a quien su timidez en forma normal enmudecía su alma revolucionaria, recitaba con elocuencia  los discursos del Chè Guevara. Conocido por su pulcritud, Sherman, inició el ritual del despojo de lo material, que terminaría con romper la barrera de esta dimensión lanzando objetos por todo el balcón. El amigo Risas y Nicocho poseídos por el espíritu glotón arrasaron con todos los pasabocas; y yo  no sabía cómo haríamos para deshacernos de los prejuicios que aquel balcón había generado en  nosotros, y volver a ser lo que éramos antes de estar allí.

  Fue entonces cuando tomé la decisión de botar todas las sillas a la calle, para que se esfumaran los espíritus que nos tenían poseídos, y  darnos cuenta de la realidad en que estábamos. Sòlo cuando la última silla tocó fondo en el andén de la calle, pudimos volver a estar sobrios y con energías para salir huyendo de aquel balcón, al cual ya había entrado la mamá de Rokentin con su perorata de regaños.

Oscar Seidel

Cali, Marzo 08 del 2016.


Alcaldada

Escrito por oscarseidel 04-07-2016 en CUENTOS Y RELATOS. Comentarios (0)

 Alcaldada

  El señor Alcalde juró en su campaña política que le instalaría una fuente luminosa a su pueblo enclavado en la selva, costara lo que costara.

  No sabría mucho después de estar sentado en el destartalado escritorio de madera en la Alcaldía Municipal, que esa promesa era muy difícil de cumplir. El problema no era el dinero para la adquisición, dado que este pueblo gozaba de las regalías que el gobierno nacional giraba cada mes por su vocación minera, sino que estaba ubicado en lo profundo de la selva, en un lugar inhóspito alejado de la civilización, y carente de medios de comunicación.

  Lo primero que hizo en el pueblo fue elaborar una encuesta entre los escasos habitantes, para que opinaran sobre los beneficios que traería instalar una fuente luminosa, puesto que el secretario de obras públicas (el maestro de construcción) le había planteado las diferentes justificaciones del proyecto: reemplazar la pila bautismal; abrevadero para las mulas que traían el oro de las minas; estanque para que los niños nadaran; sitio de encuentro de los enamorados, o tertuliadero del pueblo.

  La gente le contestó que se dejara de pendejadas, que lo necesario era una fuente luminosa en el centro de la plaza principal, y que ellos verían que destinación le daban. Como pudo el Alcalde viajo a la ciudad capital a comprar una fuente ya prefabricada para cumplir con su programa político. No se podrán imaginar el traslado de este artefacto, puesto que se parecía al del famoso buque que el conquistador Fizcarraldo llevó desde España hasta al Amazonas a través del rio Orinoco. La diferencia estaba en que el buque llegó despedazado, y la fuente no.

  En el afán por instalar esa obra arquitectónica, el secretario de obras públicos no cayó en cuenta que el agua requerida para impulsar los chorros no se podía conectar, dado que el acueducto por gravedad que la administración municipal había inaugurado instalando la primera piedra no se había terminado, y que la energía eléctrica que había en el pueblo era suministrada por plantas portátiles de gasolina, que cada minero había comprado para alumbrar su rancho.

  Por esta circunstancia, las mujeres de los mineros armaron una gran manifestación en contra del Alcalde, gritando en sus arengas que ellas si tenían en sus chozas verdaderas fuentes luminosas de petróleo, ya que les bastaba con abrir sus neveras para contemplar que solo estaban llenas de agua y luz. Como la situación se puso tensa hubo que llamar a la policía y a la fiscalía de la ciudad capital. Después de las investigaciones pertinentes, el Alcalde fue sancionado por corrupto y mentiroso, además que el Tesorero Municipal corrió la voz que esa fuente luminosa había costado cinco veces más de su valor original.

  Apesadumbrados los habitantes del pueblo por que se quedaron sin Alcalde dado que el titular fue conducido preso a la ciudad capital, decidieron tomar las riendas de la administración municipal. Con el correr de los días convocaron a un Cabildo Abierto para decidir entre muchos asuntos el qué hacer con la famosa fuente luminosa.

  En medio de ese desconcierto, al poco tiempo apareció el cura que cada mes iba a bautizar a los moros, y a casar a los que vivían en pecado mortal. Ocasión que aprovechó para convencer a todos que se levantara en la famosa fuente un altar para la Virgen de los mineros. Hubo controversia con los que manejaban el ente oficial, puesto que esa sugerencia era dar pie para que la Fiscalía los acusara de peculado por destinación diferente. Al final no se hizo nada.

  Hoy en lo que queda de la fuente luminosa se puso un toldo en donde se cuentan todas las noches la historia de lo que pudo haber sido y no fue.

Oscar Seidel

Cali, Junio 29 del 2016